En el mediodía, los chicos de 6to juegan con los más chiquitos después de almorzar.
Unos y otros disfrutan juntos. Los más grandes les enseñan y comparten su tiempo.
Muy buena experiencia que los hace crecer en valores.